Urk, un pueblo atrapado en el tiempo

Esta antigua isla que desde 1939 se encuentra integrada en el polder de Flevoland tiene menos de 18.000 habitantes y cuenta con más iglesias protestantes que algunas de las ciudades de Países Bajos.

A tan solo 1 hora de Ámsterdam, una de las ciudades más liberales de mundo, Urk es uno de los lugares más cristianos y conservadores de Europa.

Algunas curiosidades de Urk

¿Sabías que muchos de los habitantes de este antiguo pueblo pesquero reniegan de la televisión, el teatro o salir a bailar?

La gran mayoría (97% de la población) se visten con sus trajes regionales todos los domingos para ir a una misa protestante de 3 horas. Algunos de ellos se niegan a inmunizar a sus hijos en el hospital y no creen que contratar un seguro sanitario sirva de algo, pues creen que esto interfiere al deseo de Dios.

Urk, un pueblo atrapado en el tiempo

Países Bajos, un país de 16 millones de habitantes, donde más de 3 millones son de origen extranjero, es conocido por su tolerancia y respeto a las tradiciones como manera de coexistir; en Urk encontramos el lugar menos multicultural de esta nación.

Socialmente conservadora, Urk es el lugar con menos inmigración de todo el país, contando con una población migrante que va de las 20 a 60 personas. Las relaciones de pareja antes del matrimonio son casi inexistentes, las mujeres se casan jóvenes y las familias suelen ser numerosas.

Urk no tiene iglesias católicas, sinagogas o mezquitas.

¿Ha conseguido Urk mantenerse alejada de las influencias de otras ciudades del país? La respuesta es no, aunque los curas locales no se muestran preocupados, ya que aseguran que todos los vecinos van a la iglesia los domingos.

Curiosidades de Urk
Tours Urk - un pueblo perdido en el tiempo